Etiquetas

, , , ,

El director Chris Miller (Sherk III, Lluvia de albóndigas) trae esta extravagante historia mezcla de varios cuentos tradicionales europeos e ideal para familias con hijos entre 6 y 13 años.

El más famoso y carismático personaje secundario de Shrek, el Gato con Botas (Antonio Banderas), se encamina en una trepidante aventura en la que habrá de conseguir las famosas alubias mágicas para poder atrapar a la oca de los huevos de oro y poder restaurar su honor. Con él estarán dos nuevos personajes, Kitty Zarpassuaves (Salma Hayek) y Humpty Dumpty (Zach Galifianakis) un huevo que sin duda es el personaje más fresco e innovador de esta precuela.

En ella podremos ver de nuevo esa carita de inocencia que conquistó al público en Sherk 2 y descubrir la infancia de Gato antes de que consiguiese sus botas. La magia y la imaginación de la película están presentes en toda ella, aunque no deja de ser  bastante predecible. Sin embargo, este hecho se salva con el humor propio de la saga que hará desprender a más de uno una sonrisa al ver como Gato se toma un chupito de leche o juega con un reflejo como si de un ovillo de lana se tratase.

La película es original y divertida, aunque no llega al nivel de las dos primeras entregas de Sherk. No es empalagosa ni se hace larga en sus 90 minutos, elemento que seguro que los padres agradecerán al llevar a sus hijos ya que se hace muy amena.

DreamWorks logra de nuevo prolongar la saga de Sherk con éxito y no nos extrañaría que pronto se anunciase la película de Asno o, por qué no,de la galleta jengibre. Se esperará con ilusión

Bárbara Cañuelo Prada

Anuncios