Etiquetas

, , , ,

Russell Crowe.

                   Esta semana dedicamos nuestra sección de Actores del momento al actor neozelandés  Russell Crowe. Es posiblemente uno de los mejores actores de la última década y esperemos que, por el bien del cine, siga actuando mucho tiempo más.

            Sobre Russell Crowe, no hay biografía oficial y fuentes como Wikipedia, IMDb y HoyCinema se contradicen. Sin embargo,  no elegimos a nuestro actor del momento por su biografía, sino por las grandes interpretaciones que realiza y nos deja, entre las que yo personalmente recomiendo Una mente maravillosa.

            Russell Crowe comenzó su vida como actor a los 6 años, participando en la serie australiana Spyforce.  Sus padres trabajaban en los servicios de catering de rodajes cinematográficos en Sydney y así Crowe crecería en un ambiente familiar al cine.

            Cursó parte de sus estudio en la escuela de interpretación National Institute for Dramatics Arts de Sydney, la que abandonó en la adolescencia para trabajar como camarero ayudando a sus padres.

          En la década de los 90 volvió a interpretar y pronto sus actuaciones fueron reconocidas logrando que el Australian Film Institute (AFI) le nominase tres veces consecutivas con  “The crossing” (1990), “La prueba” (1991) y “Romper Stomper” (1992) en los premios australianos de cine.

            Esta última película hizo que Sharon Stonen se fijara en él y le pidiese como coprotagonista en “Rápida y Mortal”  (1995) entrando así  en el cine americano y realizando películas como Virtuosity o L.A. Confidential.

               Hasta este momento no había realizado ninguna obra maestra de la interpretación pero gracias a directores como Ridley Scoot y Ron Howard esto cambiaría y a partir de los 2000 alcanzaría la cima de su carrera como actor logrando así tres nominaciones consecutivas a los Oscar como Mejor Actor con  El dilema (1999),  Gladiator (2000) y  Una mente maravillosa (2001), obteniendo la preciada estatuilla con la segunda.

            ¿Quién no siente el honor y el orgullo del general Máximo en la escena en la que desvela su identidad ante la multitud en el Coliseo Romano? o ¿quién no siente piedad y admiración por Jonh Nash cuando decide enfrentarse a su mente? Papeles tan distintos y complejos en los que sin duda Russell Crowe, logra que el espectador sienta la necesidad de saber cómo acaba, qué hará a continuación el personaje, cómo reaccionará ante su situación. Russell Crowe consigue que nos olvidemos por unos momentos de nuestro mundo ya que da tanta credibilidad y presencia a sus personajes que nos sentimos inmersos en otra realidad logrando así que el cine merezca el calificativo de  arte.

            Por suerte Russell Crowe sigue actuando y aunque no ha vuelto a lograr una actuación tan espectacular como las anteriores, participa y deja su huella de calidad en otras películas que merece la pena ver como American Gangster (2007), Red de mentiras (2008) o La sombra del poder (2009)

Desde EstoyDeCine, seguiremos sus películas con interés.

Bárbara Cañuelo Prada

Anuncios